Fundación JR Guillén
9 de enero de 2020

Los programas de la entidad están orientados principalmente a la divulgación de la cultura aceitera, la profesionalización del sector olivarero y la integración de las personas con discapacidad y en riesgo de exclusión social.

Ocho años después de su constitución, más de 21.800 personas han participado en las iniciativas organizadas desde la Fundación Juan Ramón Guillén, una cifra que anima a seguir trabajando con la misma motivación que en los inicios.

La integración de personas en riesgo de exclusión social es uno de los principales cometidos de la fundación y las Visitas Solidarias al Olivo posibilitan trabajar para cumplir ese objetivo. Desde 2013, un total de 1.960 participantes de 29 entidades sin ánimo de lucro han asistido a estas jornadas divulgativas en la Hacienda Guzmán, una forma de ampliar sus conocimientos al tiempo que salen de su entorno. Por segunda vez consecutiva, en 2019 la fundación ha desarrollado Andaluces Compartiendo por el Empleo, un programa formativo con el que 15 personas en riesgo de exclusión se han formado como camareros de barra y sala profesionales. La iniciativa ha finalizado de forma exitosa al haber obtenido una tasa de inserción del 73,3% de los participantes.

Desde la fundación se presta especial atención a la discapacidad. Con la convicción de que la formación es la mejor manera de integrar a las personas de este colectivo, nace en 2014 Solidarios Coosur, un programa orientado a facilitar la inserción sociolaboral de las personas con diferentes tipos de discapacidad. Un total de 440 usuarios de doce entidades sin ánimo de lucro han recibido formación, entre otras cosas, como ayudantes de cocina o auxiliares de monitor de ocio y tiempo libre. A esto se suman, desde 2016, las Becas Acesur, otra iniciativa dirigida a promover la formación de personas con discapacidad con el objetivo facilitar su integración en la empresa ordinaria. En total, las dos ediciones celebradas han contado con 25 participantes.

Planeta Olivo, el programa veterano de la entidad, se ha consolidado como una actividad extraescolar de referencia en los centros educativos sevillanos. Más de 16.000 menores de 121 colegios de 39 municipios de Sevilla y Huelva han participado en esta actividad lúdico-educativa en la Hacienda Guzmán, acercándose de forma práctica al mundo del aceite de oliva. A esto se suma Nutrióleo, una iniciativa que permite acercar la cultura aceitera a menores de otras provincias andaluzas. Desde 2015, más de 3.700 niños de Cádiz, Córdoba, Huelva y Sevilla se han beneficiado de este programa.

Esta labor divulgativa se verá impulsada con la obtención de la declaración de Patrimonio Mundial de la UNESCO para los Paisajes del Olivar Andaluz, una candidatura que lideramos junto a la Diputación Provincial de Jaén y la Fundación Savia y a la que se han ido sumando numerosas instituciones y entidades. La consecución de dicho estatus supondrá la puesta en valor del sector olivarero de Andalucía y la importancia del consumo de aceite de oliva a nivel internacional. Una vez que se ha redactado el expediente justificativo de la candidatura, compuesto por más de 1.200 páginas, el documento se ha presentado ante el Ministerio de Cultura, siendo el próximo paso la elevación por parte del Gobierno ante la UNESCO.

Uno de los ámbitos que, previsiblemente registraría un importante desarrollo con el reconocimiento de la UNESCO es el del oleoturismo. En este sentido, es preciso señalar que la sede de la fundación, la Hacienda Guzmán, es uno de los 9 paisajes seleccionados entre los 2.000 catalogados en el expediente por su singularidad y carácter extraordinario. Una vez configurada la ruta, la hacienda sería uno de los puntos de visita recomendados como imprescindibles al ser considerada el máximo exponente de hacienda olivarera barroca sevillana. Desde 2016, unas 22.000 personas procedentes de 38 países han visitado la Hacienda Guzmán.

© Copyright 2020 Fundación Juan Ramón Guillén
+34 955 511 777
+34 954 690 900
info@fundacionjrguillen.com