Fundación JR Guillén
16 de octubre de 2018

Los premiados son María Miró en la categoría de Joven Agricultor; ‘Oro del Desierto’ en Innovación Rural Olivarera; y Francisco Casero en la categoría de Trayectoria Profesional, que han recibido los galardones ante más de 200 personas en la Hacienda Guzmán.

La Fundación Juan Ramón Guillén ha entregado hoy los galardones de la primera edición de los Premios Fundación Juan Ramón Guillén en un acto presidido por Susana Díaz, Presidenta de la Junta de Andalucía. Los premios, creados con la colaboración de la Caja Rural de Jaén y Coosur, reconocen aquellas iniciativas que contribuyen al desarrollo y mejora del sector olivarero español y a su puesta en valor, dando así visibilidad a los profesionales vinculados a un sector estratégico en la economía española y andaluza.

Los premiados han sido María Miró en la categoría de Joven Agricultor, patrocinada por la Caja Rural de Jaén con una dotación económica de 4.000 euros; Rafael Alonso Aguilera S.L por el proyecto ‘Oro del Desierto’ en la categoría de Innovación Rural Olivarera, patrocinada por Coosur con una dotación económica de 4.000 euros; y Francisco Casero en la categoría de Trayectoria Profesional.

Juan Ramón Guillén, presidente de la fundación, ha señalado que “los premios son el compromiso de la fundación para devolver a la sociedad” parte de lo que el sector olivarero le ha dado y, por eso, anima “a las nuevas generaciones a tomar el relevo”. Por su parte, Álvaro Guillén, patrono de la entidad, ha puesto en valor el papel del sector olivarero en la economía andaluza y ha incidido en que “lo que necesitan los empresarios, cooperativas y trabajadores es estabilidad, y políticas que dinamicen la economía y no la frenen”, así como abordar los problemas que realmente afectan a nuestra sociedad, a nuestro entorno rural, nuestro campo e impulsen nuestra competitividad en el sector”. La Presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha clausurado el acto y ha subrayado que “el sector agroalimentario es un pilar fundamental de nuestra tierra”. En este sentido, ha agradecido a la fundación el trabajo desarrollado para “hacer grande nuestro aceite y por el “compromiso con el entorno”. El encuentro, al que han asistido más de 200 personas representantes de instituciones públicas como la Junta de Andalucía, Diputación de Sevilla y Ayuntamiento de La Rinconada; empresas, cooperativas y asociaciones del sector olivarero, y del ámbito universitario y fundacional, se configura como el encuentro de referencia del sector, coincidiendo con el inicio de la campaña olivarera.

Los premiados

Tras analizar y valorar las diferentes propuestas recibidas, el jurado acuerda por unanimidad otorgar el premio al Joven Agricultor a María Miró Arias, doctora en Veterinaria e investigadora, por su apuesta por continuar con la tradición explotando la finca familiar de olivar, ubicada en Écija (Sevilla). La joven agricultora representa los valores de la convocatoria y de la Fundación Juan Ramón Guillén.

El premio a la Innovación Rural Olivarera ha sido concedido a Rafael Alonso Aguilera S.L. por ‘Oro del Desierto’, un proyecto de elaboración de aceite de oliva virgen extra ecológico elaborado en el desierto de Tabernas (Almería) bajo los parámetros de sostenibilidad, optimización de recursos y compromiso con el medio ambiente.

El reconocimiento a la Trayectoria Profesional ha recaído en Francisco Casero por su firme compromiso con el desarrollo del sector olivarero andaluz y su trascendental papel desempeñado en defensa del empleo rural a lo largo del tiempo.

La fundación

La Fundación Juan Ramón Guillén nace en 2011 con la finalidad de acercar el sector rural a la ciudadanía, haciendo especial hincapié en todo aquello vinculado al ámbito olivarero, incrementando la visibilidad, formación e investigación sobre la materia, así como el desarrollo de actividades dirigidas a mejorar la calidad de vida de aquellos colectivos con más necesidades. Desde entonces, más de 16.000 personas han participado en las diferentes iniciativas organizadas desde la fundación. Además, la entidad cuenta con un proyecto emblemático, la candidatura de los Paisajes del Olivar Andaluz a Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Asimismo, la fundación dispone de unas privilegiadas instalaciones para el desarrollo de su actividad, la Hacienda Guzmán, una antigua fábrica de aceite del siglo XVI que cuenta con una singular olivoteca, un museo de olivos con más de 150 variedades procedentes de diferentes partes del mundo.