Fundación JR Guillén

La sede de la Fundación Juan Ramón Guillén ofrece visitas guiadas a turistas, contribuyendo así a darle una mayor visibilidad al sector olivarero y dando a conocer la candidatura de los Paisajes del Olivar Andaluz a Patrimonio mundial de la UNESCO.

La Fundación Juan Ramón Guillén ha participado en Fitur 2018 presentando en el stand de Prodetur, de la Diputación de Sevilla, el proyecto de oleoturismo desarrollado en su sede, la Hacienda Guzmán, ubicada en el término municipal de La Rinconada. Acompañado por Raquel Vega, primera teniente de alcalde del municipio, Álvaro Guillén, patrono de la fundación, ha calificado la actividad oleoturística como “la mejor manera de dar a conocer la relevancia de un sector que forma parte de la identidad de Andalucía”. Por su parte, Raquel Vega ha mostrado su agradecimiento a la fundación por “poner en valor la importancia del aceite de oliva y su cultura” y ha mostrado su compromiso para colaborar en la promoción del oleoturismo.

En concreto, desde la Fundación Juan Ramón Guillén se ofrecen visitas guiadas a la Hacienda Guzmán, cuya actividad olivarera se remonta al siglo XVI, momento en que Hernando, hijo de Cristóbal Colón, era el encargado de su explotación en la etapa posterior al Descubrimiento de América. Durante el recorrido, los visitantes comprueban la evolución registrada por el proceso de elaboración de aceite de oliva a lo largo de los siglos visitando el molino del siglo XVII y la almazara actual. Además, pueden pasear entre las más de 150 variedades de 13 países que componen la olivoteca, un singular museo de olivos. Para finalizar, las personas que participan en la visita realizan una cata de aceite de oliva virgen extra, lo que “nos permite explicar las diferencias entre cada variedad e incidir en la importancia de saber apreciar el valor de un producto tan nuestro”, ha explicado Álvaro Guillén.

El proyecto de oleoturismo de la Fundación Juan Ramón Guillén permite cumplir con los fines y objetivos de la misma, entre los que destaca la divulgación sobre todo aquello vinculado a la tradición e historia del olivar andaluz. Además, al tratarse de una actividad incipiente y encontrarse la demanda en un momento ascendente, es fundamental sentar las bases para poder ofrecer una experiencia de calidad y transmitir correctamente la importancia de la cultura del aceite de oliva.

En este sentido, desempeña un importante papel la iniciativa puesta en marcha para conseguir la declaración de Patrimonio Mundial de la UNESCO para los Paisajes del Olivar Andaluz, promovida por la Fundación Juan Ramón Guillén, la Diputación de Jaén y la Fundación Savia junto a otras entidades e instituciones públicas, así como organizaciones agrarias. Próximamente estará finalizado el expediente, que será entregado por parte de la Junta de Andalucía a finales de enero al Ministerio de Cultura. La Hacienda Guzmán, sede de la Fundación Juan Ramón Guillén, está incluida en la selección de paisajes destacados como ejemplo de hacienda barroca sevillana.