Fundación JR Guillén
14 de septiembre de 2017

El curso, de 60 horas de duración e impartido por la Escuela Superior de Hostelería de Sevilla, ha posibilitado que los participantes se acerquen al trabajo de una cocina en un entorno laboral real.

La totalidad de los 15 alumnos con discapacidad intelectual del curso de cocina de Solidarios Coosur 2017, impartido por la Escuela Superior de Hostelería de Sevilla a través de la Fundación IDEHS, ha completado la formación satisfactoriamente. La iniciativa es una de las acciones formativas previstas por la Fundación Juan Ramón Guillén y Fundación Randstad para este año con el fin de promover la empleabilidad de las personas con discapacidad y, por tanto, su integración social.

Los participantes, usuarios de las asociaciones Albatros, Autismo Sevilla y Paz y Bien, han asistido a la formación teórico-práctica sobre cocina en la Escuela de Hostelería de Sevilla. Así, durante tres semanas (60 horas) han adquirido las nociones básicas que les permiten desenvolverse en una cocina como entorno de trabajo.

Además de abordar la elaboración de platos con cada uno de los grupos de alimentos, los alumnos también han recibido formación sobre limpieza y almacenamiento, prevención de riesgos laborales uso de la maquinaria de cocina y técnicas de presentación y emplatado.

En total, desde la primera edición de Solidarios Coosur hasta ahora, han participado 384 personas con discapacidad de nueve asociaciones. En 2017, la formación en cocina se ha completado con la impartición de un seminario sobre nutrición deportiva dirigido a atletas con discapacidad visual del equipo Minima Dreams, y con el desarrollo de un curso de monitor de ocio y tiempo libre avanzado en el que participarán, próximamente, algunos de los usuarios que ya adquirieron las nociones fundamentales en ediciones anteriores. Esta formación se ha planteado de manera que puedan ampliar sus conocimientos y contemplarlo como una posible salida laboral.